RUMANIA

Elena Liliana Popescu, Poema.HIMNO AL SILENCIO

El que aspira todavía a expresar la vivencia sensible en la poesía, el invitado a la cena regia que alimenta con su don la humilde fantasía el que ofrenda todo cuanto tiene Al que significa la Vida misma, el que eternamente vuelve a las fuentes y siempre está propicio a admitir el consejo de quien está dispuesto a enseñarle, el que se atreve a mirar en silencio y ver en actos que parecen aislados Al que, Él solo, sabe de su dolor y los mantiene en vida mediante el amor, el que con la poesía intenta abarcar la esencia viva oculta en elixires y del cuadro de la Vida desprender lo que el Pintor quiso destacar en las sombras del Rostro de la inmortalidad, el que se atreve a dirigirse con efímeros versos al género humano mojando su pluma en la muda desesperación resucitando la esperanza con palabras extendiendo su amor por todas cuantas son, El que tuvo una vez tanto que decir con sus ingeniosas rimas, ¿podría acaso componer un poema que no fuera el del Silencio infinito?   (Himno a La Existencia, 2000)

PANTA REI

Πάντα ῥεῖ    “todo fluye”

Todo fluye excepto el Logos eterno que es lo único que, permanece.

Sólo Polemos, la lucha de los contrarios, sostiene lo verdaderamente real, es la realidad.

La unidad es la parte y la parte la unidad y esta unidad es la única que sobrevive a los cambios.

Lo sabio es lo que trasciende a las cosas de la experiencia.

Heráclito de Éfeso.

Momias

La momia gitana (Candombe)

Martín Buscaglia

Tapate los oídos mi niña
que están hablando las arenas
y que las cosas que cuentan
sonrojan la luna llena

Vamo’ a narrar las andanzas
las de la momia gitana
no tiene pies ni cabeza
y nadie sabe
cómo se llama

Ella vaga en los contornos
del viento de la mañana
y en lo profundo del sueño
ves brillar su carabana

Se ha desenrollado la momia
se ha desenrollado
se ha desenrollado la momia
gitana (bis)

En el medio en los olivos
suspiraba una andaluza
y en el suspiro decía:
Cómo he sido tan ilusa

que me ha arrancao’ la momia gitana
mi corazón nuevecito
lo que ante’ era aceituna
hoy tan solo e’ un huesito

Se ha desenrollado
se ha desenrollado la momia gitana
Se ha desenrollado la momia
se ha desenrollado
se ha desenrollado la momia
gitana

Hay vida vida vivida vida vívida
tú me sales, con cada cosa
me alimentas noche y día
por salada más sabrosa

Tu hermana
yo me la hacía una momia
pero al quitarle las vendas
llevaba el fuego en los huesos

Y hoy en día, hoy en día
que ya no sé por dónde anda
se me quema el pensamient0
con los tonitos del alba

Se ha desenrollado la momia
se ha desenrollado
se ha desenrollado la momia
gitana (bis)

El día en que me morí
fui y pedí que me embalsamen
pa’ renacer en el tiempo
en el cantar de los juglares

Yo soy la momia gitana
yo soy la momia
de la que hablaban las arenas candentes
espero que te hayas tapado los oídos mi niña.
Se ha desenrollado,
se ha desenrollado
como un trompito
me he desenrollado.

HYBRID

José G. Granado
Nueva exposición de fotografías
en las Sala de exposiciones de la Biblioteca Municipal
de San Fernando y Casa de la Cultura (Teatro Moderno) de Chiclana.

Como apertura de la exposición tendrá lugar la perfomance
SIENTEME
Dirigida por Carolina Serrano
sobre un texto del dramaturgo
Chema de la Flor Mendez

ENLACE

https://cuerposperifericosenred.blogspot.com/2018/02/hybrid-arte-queer-las-puertas-de-la.html?zx=8c07a2f90a04d7c9

Tipos sicilianos (Jugadores de cartas en Catania)

Galatea es una nereida que habitaba el mar que bordea la isla de Sicilia. Polifemo, el enorme ser monstruoso de un solo ojo, está enamorado de la joven y la sigue en silencio pues no es correspondido. Galatea está prendida por el amor del bello Acis, hijo del dios Pan y de una ninfa.

Un día estaban ambos jóvenes reposando en una zona al borde del mar. Ella posaba su cabeza en el pecho de su amante . Esta idílica escena fue repentinamente alterada cuando Polifemo, desde lejos, los descubrió. Acis intentó huir pero el gigante le arrojó una enorme roca que lo aplastó. Galatea convirtió al joven en un río de límpidas aguas.

Interpretando a Rodin

EL PENSADOR DE RODIN

Con el mentón caído sobre la mano ruda,
el Pensador se acuerda que es carne de la huesa,
carne fatal, delante del destino desnuda,
carne que odia la muerte, y tembló de belleza.

Y tembló de amor, toda su primavera ardiente,
ahora, al otoño, anégase de verdad y tristeza.
El «de morir tenemos» pasa sobre su frente,
en todo agudo bronce, cuando la noche empieza.

Y en la angustia, sus músculos se hienden, sufridores
cada surco en la carne se llena de terrores,
Se hiende, como la hoja de otoño, al Señor fuerte

que le llama en los bronces… Y no hay árbol torcido
de sol en la llanura, ni leòn de flanco herido,
crispados como este hombre que medita en la muerte.

Gabriela Mistral