Mimosas

Convencida de ser la mas hermosa
enseña su vestido en la arboleda
de color amarillo y verde seda
triste y leda a la vez, pero orgullosa

pues teme por la lluvia que furiosa
azote Abril y desnudarla pueda
por lo que pide a Dios que le conceda
este favor un agua bondadosa

que no arranque su flor ruega medrosa
Le suplica que el miedo retroceda,
mientras hace de forma presurosa

su aposento la «mantis religiosa»
y en sus ramas umbrátiles se hospeda
sintiéndose feliz cuando reposa

cubierta por su bata luminosa

Convencida de ser la más hermosa
se engalana vistiendo la arboleda
-de color amarillo y verde seda-
un tanto compujida, aunque orgullosa.

Pues teme por la lluvia,que furiosa,
azote Abril y desnudarla pueda
por lo que pide a Dios,que le conceda
una fuente con agua milagrosa.

que no arranque su flor, su flor dichosa.
Le suplica al temor que retroceda,
mientras construye en forma presurosa

su aposento «la mantis religiosa»
y en sus ramas mimética se hospeda
sintiéndose feliz ,cuando reposa.

 

Autora: minoviosellamajesus


Modelos: Noelia Pastrana y Pepo Sullivan

Estilismo: Manoli Morales

Asistente de iluminación y fotografía: Víctor Martínez

Peluquería y Make Up:La Mariquita Bien Peina ; Yolanda Jiménez  y Juan Manuel Troya

Vestuario: Mimosa by Meriem (Vejer)

Localización: Hotel Califa (Vejer)


Retratos de Pasarela

Doncella de gran estirpe y pasarelas de moda, que viste de blanco y negro y de rojo con las modas.

Sirves de sostén al cosmos te ríes de las galaxias, sin saber que lo planetas no saben de tu elegancia.

Desfilas con gran donaire en todas las pasarelas, te sirves de sus poderes de andares de dama esbelta.

Vas andando irregular cruzando tus piernas largas, sintiendo que tus hechuras se agitan bajo la falda.

Hoy vestida de ataujía de organdí y buen brocado, mañana de terciopelo y el desfile ha terminado.

Es la gracia en pasarela de la modelo de ahora, dejar muy prieto el jubón y ver el hueso que afora.

No dar prima a la mujer de anorexia y cuerpo seco, que los aires se la llevan al mundo de los espejos.

Aquí terminan las rimas de hembra de gran lucir, que sólo logra exhibirse, entre el orbe del postín.

Autor:

Críspulo Cortés Cortés

El Hombre de la Rosa

Continuar leyendo «Retratos de Pasarela»